Señor, no podemos dejar de darte gracias.

Acción de Gracias del ultimo acto del Movimiento de Cursillos de Cristiandad 2020.

Señor, reunidos ante el altar, en un nuevo adviento, este adviento del año 2020, tan distinto y tan igual a todos, no podemos dejar de darte gracias.
Te damos gracias señor, porque en este año que muchos quieren olvidar, nosotros reconocemos tu paso por nuestro movimiento, que nos has mantenido unidos en el espíritu, que traspasa muros confinados y distancias, mascarillas y geles.
Te damos gracias Señor, porque aun en pandemia, de nuevo quieres ser Enmanuel, Dios entre nosotros; Gracias porque un nuevo adviento nos pides que preparemos un hueco para ti en nuestra vida, que sepamos acogerte sin tanta serpentina, sin comidas pantagruélicas, sin brindis con cava entre mogollón de familiares o de amigos; Te damos gracias Señor porque este año nuestras casas se parecerán mucho más a la gruta de Belén, mucho más en silencio, en intimidad… y podremos sentir en nuestro corazón mucho más real cómo te pario María, cómo te acogió José…
Gracias porque es posible que en esta navidad, con mucho menos ruido, podamos oír, como los pastores, el canto de los ángeles diciéndonos: gloria a Dios en el cielo y en la tierra paz a los hombres de buena voluntad.
Gracias señor, porque una vez más nos demuestras que en tus manos todo es para bien, y cuando parecía que no íbamos a celebrar la navidad, nos preparamos para vivir quizás una de las celebraciones más auténticas de nuestra vida.
En este adviento, por esta navidad, gracias Señor.

Yolanda Muñoz Ocaña.

Presidenta del MCC Córdoba.

Comparte tus opiniones

Sin comentarios

Dejar un comentario: