Encuentro con uno mismo

En nuestro día a día la rutina nos absorbe, solo prestamos atención a las cosas de fuera y nos olvidamos de mirar dentro de nosotros. Ese es el encuentro con uno mismo, mirar en nuestro interior y a nuestra vida.

Encuentro con Dios

El gran desconocido en el día a día. No lo vemos y muchas veces ni lo sentimos, pero lo buscamos sin darnos cuenta. Encontrarnos con Dios es reconocerlo en nuestra vida, en nuestras circunstancias, y saber que tiene algo que decirnos.

Encuentro con los demás

Vivimos rodeados de personas, de seres queridos y desconocidos, pero no siempre nos miramos ni tenemos en cuenta que somos más parecidos de lo que nos creemos. Encontrarte con los hermanos es crecer con ellos hacia algo más grande.

¿Qué es un cursillo?

El Cursillo de Cristiandad no se trata de un retiro espiritual, sino de una experiencia de Vida, que te lleva a descubrir lo fundamental cristiano. Se trata de una proclamación kerigmática, es decir, una proclamación testimonial, alegre y jubilosa del Evangelio y de la alegría de vivir en cristiano, realizada por laicos y sacerdotes.

Seguramente te hayan invitado cientos de veces a vivir, que no a hacer, un Cursillo de Cristiandad. Es muy posible que tengas un amigo o un familiar que te ha insistido en más de una ocasión de que te vendría bien, de que vas a disfrutar muchísimo y que no te vas a “bajar” igual. Durante más de 60 años, más de 30.000 personas han pasado por esta experiencia, y entre esas personas seguramente esté tu amigo o ese pariente que te ha invitado tantas veces. A más de 30.000 personas les vino muy bien, han disfrutado muchísimo y no se han “bajado” igual.

El Cursillo de Cristiandad es una experiencia de encuentro con uno mismo, con Dios y con los hermanos en tres intensos días. El cursillo es para toda persona que quiera y busque darle sentido a su vida. Comienza el jueves por la tarde a las 20:00 y concluye el domingo con la clausura a última hora de la tarde. Todos y cada uno de los momentos que se viven en un cursillo te aportarán algo nuevo que te ayudará a ver tu vida desde otra perspectiva gracias a los testimonios de personas que viven su ser cristiano en su día a día. Una experiencia que merece la pena ser vivida y que no te dejará indiferente.

Historia del MCC en Córdoba

¿Para quién es el Cursillo de Cristiandad?

El Cursillo se destina a todas aquellas personas que deseen profundizar en su fe pero, fundamentalmente, a personas indiferentes, no creyentes o alejadas de Dios, capaces de captar el mensaje evangélico y de comprometerse al servicio del prójimo y de la Iglesia.

Está dirigido a aquellos que tienen una inquietud espiritual, y que buscan una motivación trascendente que llene y de sentido a sus vidas. La experiencia de los tres días del Cursillo no puede quedar en una inolvidable experiencia, es para quien está dispuesto a comenzar una nueva vida.

¿Qué supone hacer un Cursillo de Cristiandad?

El Cursillo de Cristiandad puede ser una experiencia de fe que ilumine nuestro caminar. Quien lo vive, suele decir que ha vivido los tres días más interesantes de su vida.

¿Cuál es la novedad del Cursillo de Cristiandad?

El Cursillo de Cristiandad proclama lo fundamental cristiano, de forma testimonial, cálida, alegre, jubilosa. Más que demostrar grandes verdades muestra vidas, tocadas por la fuerza del Espíritu.Con un estilo directo, cercano, presentado por testigos, no por maestros. La proclamación de lo fundamental cristiano en el Cursillo de Cristiandad es llevada a término por sacerdotes y seglares, con su palabra y con su vida.

Y después del cursillo, ¿qué?

El Movimiento de Cursillos de Cristiandad es de la Iglesia y para la Iglesia. Intenta ayudar a descubrir y desarrollar la vocación de cada uno y, a encontrar su sitio en la Iglesia. Busca crear grupos de cristianos que transmitan el Evangelio en su ambientes: en la familiar, en el trabajo, en el estudio; allí donde esté, el cristiano debe ser anuncio vivo del evangelio.

Si ya has hecho tu Cursillo…

Si ya has vivido un Cursillo de Cristiandad hay distintos modos de revivir esta experiencia que recordarás gratamente y que como sabes solo se puede realizar una vez en la vida. Puedes realizar un Cursillo de Renovación, un Cursillo de Matrimonios o una Cocina. Para vivir una de estas tres experiencias recuerda que es imprescindible haber realizado previamente un Cursillo de Cristiandad.

Un Cursillo de Renovación es una experiencia que te devuelve a tu cursillo para recordar el mensaje que en él te anunciaron. Un año después de vivir el Cursillo, se puede vivir esta experiencia que dura algo más de 24 horas, comenzando en la tarde del sábado y concluyendo con la eucaristía el domingo a las 20:00.

El Cursillo de Matrimonios es un momento para vivir y compartir los dos juntos la fe, la gracia, el encuentro y la felicidad de saberse hijos de Dios. Todo ello desde la tarde del sábado hasta el domingo a las 20:00, finalizando con la eucaristía. Después de haber vivido la experiencia del Cursillo, es una gran oportunidad de crecer juntos en el amor poniendo a Dios en el centro de vuestro matrimonio.

Vivir una cocina es toda una experiencia de servicio para que otros vivan la experiencia que una vez viviste en el Cursillo. Cocinar y limpiar con alegría y entrega para ayudar desde el silencio a los cursillistas que están viviendo el gran encuentro de el Cursillo. Podrás vivir esta experiencia un año después de vivir el Cursillo.

1148
Cursillos en Córdoba
37593
Cursillistas en Córdoba
70
Años en Córdoba
217
Miembros de la Escuela de Responsables.

BUSCANDO MI CAMINO

“Descubrir su mirada sencilla basada AMOR”, así definiría mi Encuentro con Jesús donde aprendí su mensaje y supe trasladarlo a mi día a día; donde gracias a su mirada afronto las debilidades poniéndolo SIEMPRE a Él en el centro y apoyándome en mi Comunidad de jóvenes que me ayudan a crecer, a compartir y acercarme más a Él.

Amalia Jiménez Toledano

Cursillo 1.110

SERENIDAD

Serenidad. Así definiría yo mi paso por Cursillos. Hay ocasiones que necesitamos pararnos y dar un paso atrás, para ver dónde estamos y a dónde queremos llegar. No es fácil, ni mucho menos. Y más con todas las distracciones con las que nos encontramos diariamente. Pero hay veces que es necesario desconectar del mundo para volver a conectar con uno mismo. Y eso rodea a la persona con una luz distinta, una luz especial que es difícil de ignorar.

María Rodríguez Tarancón

Cursillo 1.112

He vuelto a descubrir el amor de Dios

Mi cursillo me ha permitido encontrarme con el Señor, me ha dado la oportunidad de escuchar cómo me dice que me quiere, que soy importante, y que ver el mundo y a los demás a través de sus ojos nos lleva a vivir una vida más feliz y plena, una VIDA con mayúsculas.

Blanca Martinez Rubio

Cursillo 1.136