Todo por el movimiento, sin hacer ruido.


Cuando pienso en mi Vocalía de Casa me vienen estas palabras: servicio, humildad, entrega, generosidad, trabajo y amor. Cuanto he aprendido y aprendo de toda mi vocalía de casa.
Desde el año 2008, que entré en esta gran familia de la escuela de cursillos de Córdoba me impulsó el Espíritu a trabajar en esta vocalía, recuerdo a muchas que ya están en la casa del Padre especialmente recuerdo a Loli Ocaña y María Rosa Gomáriz, ellas me enseñaron muchísimo, pero lo que más me llamó la atención es el trabajo escondido, con tanta entrega, cariño en todo, humildad. Todo por el movimiento sin hacer ruido y eso me impulsaba a seguir caminando al lado de ellas y me unía más al Señor.
Dentro de la Viña del SEÑOR, la vocalía de casa es el racimo de uvas más completo, están las uvas maduras de: Laurita, Ani Ordoñez, Asun Priego, Rafael Muñoz Ariza y M.ª Carmen Polo, Loli Martínez, M.ª Teresa Ortega, con su perseverancia, entrega con alegría e ilusión como el primer día nos transmiten sus ganas de seguir y nos contagian su amor al movimiento.
Y están las uvas nuevas que nos dan la frescura y la ganas con la ilusión que da lo nuevo, las grandes ideas de Maribel, el apoyo incondicional de todos pero no quiero nombrar a todos porque seguro que se me va a olvidar alguno y no quiero que nadie se enfade, porque los quiero a todos muchísimo y sobre todo que vamos todos a una…y eso también se contagia…veo que somos unidad en la diversidad y esto es una bendición …por eso siento que el racimo de la vocalía de casa es todo del Señor…así lo ha querido El y eso nos ayuda a seguir
caminando…como dice nuestro lema…sintiendo que vamos todos unidos y se puso a caminar con nosotros un día hace ya tiempo …..y sigue y sabemos que seguirá caminando con nosotros….esto es un privilegio tener la certeza que el Señor nos quiere y nos cuida …nos envía su Espíritu para llevar todas la tareas como Él quiere.

En estos tiempos de pandemia con tanta incertidumbre sabemos que nuestra mejor opción es seguir más unidos que nunca en la oración con nuestra cadena de oración, desde Amalia hasta Sisa todos los días rezamos por un miembro de la vocalía.

Y en este tiempo de Adviento llevamos el Calendario de Adviento haciéndolo vida y contemplamos a nuestra Madre como nos lleva a su hijo, queremos tener sus virtudes de Fe, Esperanza y Caridad…pidiéndole a ella que interceda para que confiemos más en su hijo, que vivamos este tiempo con la esperanza que está siempre a nuestro lado y que estará con nosotros hasta el final de los tiempos. Y lo más importante que hagamos todo por amor a Dios y a todos los hermanos.

En nuestra vocalía seguimos en movimiento, seguimos especialmente desde oración, realizando gracias a el área de medios nuestra felicitación navideña a toda la escuela a través de las redes y realizando dulces navideños para que podamos seguir colaborando como otros años con la Fundación Renacer que tanto necesitan y debemos estar cerca de los más desfavorecidos, pero con muchas ganas de retomar todas las tareas para tener nuestra casa
de San Pablo en perfecto estado y que pueda encontrarse todo el mundo con el Señor y así se respire Espíritu Santo por cada poro de esta bendita casa de San Pablo.

SAN PABLO, CASA Y COSA DE TODOS
Lola Melgarejo Rísquez
¡!!FELIZ NAVIDAD¡¡¡ Siempre DE COLORES¡¡

Comparte tus opiniones

Sin comentarios

Dejar un comentario: