Paqui: Gracias a Dios he vuelto sonreir

Me han pedido que de testimonio de lo que este cursillo 1107 ha sido para mi.
Os digo que no hay palabra suficientemente hermosa para describir el sentimiento que ha dejado en mi pequeño corazón. Pero voy a intentarlo con todas mis fuerzas porque si mis pobres palabras ayudan a disipar la duda de una sola persona para hacer este maravilloso Cursillo todo el esfuerzo en escribir este testimonio habrá merecido la pena. Digo esfuerzo porque yo no soy nadie ni tengo formación académica para poder describir algo tan hermoso como ha sido para mi esta experiencia. Si tuviera que describirlo en una frase, seria tan simple como decir: Que me ha salvado la vida, literalmente.
Vivía en un infierno de soledad, desesperación y culpa; no tenía el corazón roto, lo tenia hecho puré y no veía la salida. Dios puso este bendito movimiento de cursillos en mi vida y en tan solo 3 dias cogió ese corazón destrozado y unió todos los minúsculos trozos que quedaban de él y vi una pequeña luz en esa cueva que era mi vida y ahora, día a día caminando junto a nuestro Señor, la luz se hace mas grande, cálida y real.
Siento una gran gratitud por el movimiento de cursillos porque aunque ellos me dicen que solo son los mensajeros de la voluntad de Dios para mi son el rostro de la esperanza que Dios puso en mi vida y desde ese camino con ellos he vuelto a respirar, sonreir y amar la vida; me ilusiono cada día con cosas que antes no apreciaba. Ahora se que no estoy sola y por ello doy gracias DIOS.

Paqui
Cursillo 1107

Comparte tus opiniones

Sin comentarios

Dejar un comentario: