La presencia de Jesús a nuestro lado

   Tanto mi mujer como yo nos educamos en familias católicas practicantes y hemos intentado educar a nuestros hijos en esas mismas creencias y prácticas. A lo largo de nuestras vidas hemos colaborado con parroquias e instituciones católicas. 

    En el momento en que asistimos a nuestro Cursillo de Cristiandad, pasábamos por un momento triste, debido a la separación de una de nuestras hijas. El Cursillo fue como un renacer, nos devolvió la esperanza y la alegría; nuestra fe, que parecía estar dormida, despertó. Nos dimos cuenta de que Dios seguía estando con nosotros.

    Posteriormente, ocurrió el accidente cerebro-vascular de mi mujer Mercedes. Llevamos casi dos años luchando y, en estos dos años, la presencia de Jesús a nuestro lado ha sido permanente, lo notamos día a día, yo no me encuentro solo, aunque físicamente sí lo esté. Él es quien  nos da la fuerza para esta lucha que vamos a ganar, lo mismo que fue Él quien le salvó la vida el 18 de junio de 2010. Los mismos médicos han reconocido que no tienen explicación para esta recuperación. En los momentos, a lo largo de estos casi dos años, que  te vienes un poco abajo, te recuperas rápidamente rezando el Padrenuestro.

    Por tanto, nuestro cuarto día hasta la fecha, es esta lucha para conseguir que “mi enfermita” se recupere y vuelva a ser una persona útil para poder ayudar a nuestros semejantes en aquello que Dios quiera. En la actualidad no podemos participar en las actividades de nuestra parroquia pero, en el momento que la salud lo permita, ya sabe nuestro párroco, que puede contar con nosotros para lo que  necesite. Le debemos tanto a Dios, que por mucho que nosotros trabajemos para nuestros hermanos, nunca será lo suficiente. 

    Un abrazo para todos los cursillistas que, con vuestras oraciones, habéis colaborado en que Mercedes salvara la vida y esté tan recuperada. Gracias a todos y de Colores.

Ildefonso Fernández Olmedo
Cursillo nº 968

Comparte tus opiniones

Comentarios

  • Teresa Álvaro
    03/11/2012

    Te llevas toda mi admiración por el coraje, valentía, esfuerzo y empeño sin descanso en devolver la alegría y la salud a la tía Merche; sin ti jamás lo habría conseguido. Ánimo y mucha fuerza para continuar el camino. Tu entrega y abnegación merecen que la vida te depare sólo cosas buenas. Un beso enorme a los dos.

  • Teresa Aieta Alvaro
    03/11/2012

    Mis queridos tios, hace unos dias estuve con vosotros y os vi despues de 4 años. Mi tito Alfonso, eres la persona mas valiente y fuerte que conzco. No te has resignado ni rendido ante esta injusta adversidad de mi tita. Y poco a poco conseguiras con la ayuda de dios y ty perseverancia diaria que mi querida tita vuelva a estar bien estoy convencida d
    e ello porque siempre consigue mas el que quiere que el que puede y tu quieres de verdad.
    Tita querida no sabes la suerte que tienes de tener a tu lado a este maravilloso hombre que te adora y te cuida tanto. Ponte buena pronto tita.
    En estos tiempos que corren es dificil tener fe y esperanza pero a mi me la habeis devuelto. Espero veros pronto y que podamos dar otro paseo maravilloso como el que dimos hace un mes por vuestra cuidad preciosa que es Cordoba.
    Muchos besos a los dos. Os quiere vuestra sobrina de Alicante Teresa.

  • Teresa Fernández Alvaro
    26/04/2012

    No sabeis lo orgullosa que me siento de vosotros.Se que cada vez está más cerca el dia que consigais esta batalla,que sin duda,os mereceis.Mi pena es no poder estar a vuestro lado para haceros más llevadero esta difícil situación.Tan sólo puedo rezar y pedirle a Dios que no os abandone y que os siga dando la fuerza que estais empleando para salir adelante.No sabe la suerte que tiene mamá de tener a un hombre como tú a su lado.Gracias ha Dios ha salvado la vida,pero gracias a tí se está recuperando.Agradecer a todos los cursillistas el cariño que les habeis demostrado.BRAVO por los dos.Un beso de vuestra hija,Teresa.

Dejar un comentario: