Ana: Déjate tocar por Él y tu vida cambiará.

 

Hace 7 años hice mi cursillo de cristiandad. Tenía 20 años cuando recibí la llamada para ir al cursillo. Mi experiencia en el cursillo fue muy buena, recuerdo a mi grupo que fue estupendo y muy acogedor. Me sentí muy protegida por Ramón que era como un padre para mí y por Paqui que fue la persona que me invitó a que hiciera este cursillo, junto con otra amiga.

La  visita al sagrario con los hermanos fue lo más bonito porque tuvimos muy cerca al Señor y pudimos abrazarlo muy fuerte. También recuerdo que el Cristo de la capilla no lo vi feo y es porque lo vi con ojos de Dios. Y es que cuando tu miras con ojos de Dios todo te parece bonito.

La charla de sacramentos fue para mí la más bonita porque escuchar el testimonio de un sacerdote conocido, en este caso, Antonio Reyes, fue un privilegio.

Por otro lado, la convivencia en el cursillo fue estupenda, también me gustaron mucho todos los detalles del comedor y lo bonito que estaba todo el comedor decorado.

He de decir que el cursillo fue un reencuentro en mi vida con Dios, ya que yo lo conocía porque desde siempre he crecido en una familia cristiana y en la fe.

Recomiendo el cursillo a todas las personas creyentes y no creyentes para que puedan tener un encuentro con Dios y con los hermanos. Dios se manifiesta en cada persona, cada gesto, cada caricia, cada mirada. DÉJATE TOCAR POR EL Y TU VIDA CAMBIARÁ, TU VIDA SE LLENARÁ DE LUZ.

DE COLORES.

 

Ana.

Comparte tus opiniones

Sin comentarios

Dejar un comentario: