Hora apostólica en la Parroquia de San Miguel Arcángel

El pasado jueves 30 de enero, la parroquia de San Miguel Arcángel, acogió  a la Comunidad de Cursillos de Cristiandad de Córdoba, para vivir un encuentro de oración ante Jesús Sacramentado. Se rezó por el Movimiento de Cursillos, sus Grupos, su Escuela y especialmente por todos los Cursillos que se van a celebrar en Córdoba y en el mundo entero el próximo mes, para que Él derrame su luz y su gracia sobre todos ellos.

En el curso pasado, se inició en las Horas Apostólicas, la oración con las Bienaventuranzas; las Bienaventuranzas son la propuesta de Vida que nos hizo Jesús, que nos invitan a seguir el Camino que Él mismo es, el único que nos lleva a la Verdadera felicidad y muy especialmente a los jóvenes o nos sentimos con corazón joven.

Las Bienaventuranzas de los Jóvenes, leídas a modo de Salmo, nos permitieron descubrir que el programa de vida de las Bienaventuranzas es fascinante y permite hacer realidad todo el Evangelio.

Pedro Cabello que presidió la Hora Apostólica nos animó a elegir el camino de las Bienaventuranzas, que son el rostro de Dios, cómo siente el corazón de Dios; nos invitó a salir de nosotros mismos, a cambiar nuestras vidas, a tener ojos limpios, a gozar de sentirnos cristianos y de dar testimonio del Evangelio.

Concluimos con una oración final de petición para que venga El Reino de Dios a nuestros corazones: ¡Señor Jesús, danos un corazón feliz como el del Padre. Danos un corazón que haga feliz al hermano.

Comparte tus opiniones

Sin comentarios

Dejar un comentario: