Gracias a Dios y a Cursillos de Cristiandad

   Me piden que haga una referencia de lo que “el Señor ha hecho conmigo” desde que hice mi Cursillo. Fue el numero 580 y se inició el día 21 de marzo de 1984, hace ya 27 años.

   Fue una experiencia única en mi vida, que me hizo sentir que yo era necesario para acompañar y ayudar a otras personas. Dios me dio su Gracia gratis y yo se la devuelvo con cariño y buena voluntad, pues de bien nacido es ser agradecido.

   Pertenezco a la Escuela casi desde entonces, y hoy pienso que el Cursillo ha sido muy importante en mi vida y en la de mi matrimonio. Carmen hizo el Cursillo siguiente al mío y después lo hicieron nuestros tres hijos.

   Algunos años después, el Señor se volvió a acordar de mí y tuve un infarto de miocardio y hasta cinco anginas de pecho, y como Dios escribe derecho con renglones torcidos, me di cuanta de lo que el Señor me pedía. Desde ya mis bastantes años y desde mi enfermedad, decidí hacer algo por los mayores y enfermos y pasé a ser miembro de la Pastoral de la Salud de mi parroquia. Entiendo a las personas mayores, y ellos me entienden a mí, y creo que puedo ayudarles.

   Mi anterior Párroco D. Antonio Cobos y ahora mi nuevo Párroco D. Manuel Sánchez, Consiliario del MCC, me permiten ir semanalmente a visitar y llevarles un poco de alegría y la Sagrada Comunión a un buen numero de personas de la feligresía que, por motivos de sus edades o sus enfermedades, no pueden ir a la parroquia a estar con Él y a recibir la Comunión. Noto que me esperan con ilusión, compartida con la mía, y que me quieren como yo los quiero a ellos. Es un regalo que el Señor me hace, pues aunque creo que solamente soy el vehículo que Dios utiliza para con ellos. Yo obedezco sin  poner ningún inconveniente y con bastante entrega e ilusión.

   Gracias a Dios y a Cursillos de Cristiandad.

Jose Ignacio Chacón-Manrique de Lara
Cursillo nº 580

Comparte tus opiniones

Sin comentarios

Dejar un comentario: