Un encuentro fuerte con el Señor

   Soy del cursillo nº 12 del año 1957. En mi vida ha habido luces y sombras, como creo que le pasa a toda la humanidad. Nací en el seno de una familia católica y educado en colegio religioso, lo cual no garantiza el tener fe, pero con el tiempo lo que has estado oyendo desde  pequeño va dejando huella en tu vida. Comencé en la Congregación de San Hipólito pero, al irme a estudiar fuera, perdí el contacto. Más tarde, me integré en Acción Católica junto con mi hermano Rafael Carlos y trabajábamos con los niños de las Parroquias.

   En mi Cursillo, tuve un encuentro fuerte con el Señor que centró mi vida. Formamos una reunión de grupo en la que nos encontrábamos tres personas: Cesar Lama, Rafael Hens y yo. Esta reunón me ayudó mucho y juntos fuimos madurando en nuestra fe y trabajando con jóvenes.

   Pasaron algunos años, me case con Mari Carmen (entonces todavía no existía Cursillos de mujeres, pero en el momento que pudo hizo el Cursillo). Fue muy importante que ella también hiciera el Cursillo, pues ayudó a ir en la misma línea. Muy pronto hicimos el Cursillo de Matrimonios que fue para nosotros un regalo. De ese Cursillo surgió una reunión de matrimonios que nos ayudo mucho, y en la que fuimos madurando en nuestra fe, formándonos y donte teníamos también nuestra acción, pues formamos un grupo de cursillos prematrimoniales.  Éramos  como una familia. Juntos hemos celebrado Bautizos, Primeras Comuniones, Bodas…; también hemos vivido la marcha a la casa del Padre  de tres miembros del grupo, junto con el sacerdote que nos acompañaba. Le damos gracias a Dios por esta reunión. Actualmente estamos integrados en el  Área  de Comarcas. Estuvimos primero en la Campiña, y ahora en la Sierra.

   Ha sido siempre una alegría, y sigue siéndolo, el estar acompañados y arropados por nuestra Comunidad en la que seguimos creciendo en la fe. Nuestro encuentro con el Señor nos hace felices aún en las dificultades. ¡DE COLORES!

José Ignacio Sánchez López
Cursillo nº 12

Comparte tus opiniones

Sin comentarios

Dejar un comentario: