El se me presentó y me acogió con todas mis faltas y penas.

Nací de una gran familia cristiana y practicante. Desde muy chico tengo recuerdos de ir a misa con mi familia (Padres, Hermanos, Abuelos, Tíos y Primos).

Somos muy devotos de la Virgen de Araceli, pues yo nací en Lucena, aunque me he criado en Puente Genil.

Como de buena familia cristiana estoy bautizado ,hice la primera comunión, me casé por la iglesia, mi hijo lo bauticé y le ayude a su primera comunión.

Por circunstancias de mi enfermedad, como consumidor de alcohol desde muy joven, me distancié cada vez más de Dios, hasta que llegó un momento que no me acordaba de Él.

Por problemas de mi consumo de alcohol perdí mi familia, mi negocio y amistades. Y me di cuenta que tenía un gran problema y por mi enfermedad tenia que pedir ayuda.

Me vine a Córdoba en busca de ayuda con mi cuñada (es enfermera) y no se como pero rápidamente la encontré. Ahí estaba “Fundación Hogar Renacer”, en un sitio apartado de Córdoba, en un barrio llamado los Olivos Borrachos. Con un gran equipo técnico que me atendieron y me explicaron mi enfermedad y no solo eso, que ese mismo día empezó mi tratamiento de desintoxicación, y desde entonces no he vuelto a tomar alcohol.

En mi estado de recuperación y estabilización (pues no venia nada bien patológicamente y muy afectado psicosocialmente), me di cuenta que hay personas con un corazón muy grande y aunque estés en un pozo hundido, ellos te extiende la mano y te ayudan a levantar, tantas veces como lo necesites.

Cuando pude controlar mi adicción gracias al Doctores, psicólogos, enfermeras, auxiliares y todo el equipo técnico de la fundación, volví a mi vida Cristiana y recuperar lo que buen cristiano hace, ir a MISA Y ESCUCHAR LA PALABRA DE DIOS EN SU EVANGELIO. Mi parroquia esta justo en donde yo me encontraba “Parroquia de Nuestro Señor del Huerto de los Olivos y Virgen del Camino”. y en la cual Don Manuel es Párroco de la parroquia.

Un día me ofreció la Gerente de La Fundación Hogar Renacer, el poder subir un escalón más en mi vida cristiana, me comento que hay un lugar donde se puede conocer mejor a Dios y donde hay gente especial que me pueden ayudar a conocerlo, ese sitio es CURSILLOS DE CÓRDOBA “CASA DE SAN PABLO”.

Le dije que sí, pero cuando llegue allí estaba algo mosqueado, pues eran tres días que tenia que estar en aquel lugar, y conviviendo con esas personas. Pesaba que podría ser muy pesado para mí estar allí y que no me iba a servir.

Pues no fue así, todo lo contrario en el segundo día de estancia me sentí como en casa. Buena energía en esa casa, todo era agradable, mis cinco sentidos estaban absorbiendo aquellas palabras que emitían aquellas personas. Y lo mejor fue la primera Misa que hice allí, pues fue como un acercamiento que Dios tuvo conmigo. Se me presentó y me acogió con todas mis faltas y penas. Descubrí que Él iba a ser mi nuevo amigo en mi camino.

A partir de ahí cambio mi vida.

En la actualidad Soy Técnico de Cuidados Auxiliares de Enfermería, qué me encanta mi Profesión. Y ESTOY TRABAJANDO CUIDANDO A UN MAYOR.

Soy Voluntario en la Fundación Hogar Renacer, En Cruz Roja Española y Bancos de Alimentos.

Gloria a Dios que me volvió a dar otra oportunidad de mejorar mi vida cristiana, y agradezco muchísimo a todas estas personas que me han ayudado a mejorar mi vida. (Gracias, Gracias y mil veces Gracias).

Solo os digo que bonito es mi Cuarto Día. Y no lo cambio por nada.

GRACIAS POR ESTAS SIEMPRE CONMIGO “PADRE Y SEÑOR NUESTRO”.

Jose.

Cursillo 1028.

Comparte tus opiniones

Sin comentarios

Dejar un comentario: