¿Sabías qué… ? Las promesas de la Biblia.

Las promesas de la Biblia.

 

No se si alguna vez os habéis parado a contar la cantidad de promesas que les hace Dios a su pueblo a lo largo de la historia de la Biblia. Muchas. Podemos encontrar muchísimas promesas relacionadas con el amor, la familia, la amistad… Las promesas bíblicas nos enseñan a entender el verdadero mensaje del Señor, a caminar y a utilizarlo como modelo cada día.

En concreto podemos leer exactamente 3573 promesas a lo largo de las páginas sagradas. El objetivo de estas promesas es descubrir el plan de Dios para cada uno de nosotros.

Ejemplos de promesas de Dios.

A la hora de estudiar la Biblia resulta esencial conocer cada una de sus partes y cada uno de los mensajes que Dios nos dirige. Solo así comprenderemos su palabra y nos prepararemos para hacer el bien con el prójimo cada día.

A continuación, recogemos algunas de las promesas bíblicas de Dios para que puedas leerlas con atención y entender mejor el mensaje del Señor para poder llevarlo a tu vida.

1. Génesis 28:15

He aquí que yo estoy contigo; yo te guardaré por dondequiera que vayas y te haré volver a esta tierra. No te abandonaré hasta que haya hecho lo que te he dicho (Ge 28:15).

2. Éxodo 19:5

Ahora pues, si de veras escuchan mi voz y guardan mi pacto, serán para mí un pueblo[a] especial entre todos los pueblos. Porque mía es toda la tierra (Ex 19:5).

3. Éxodo 20:12

Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se prolonguen sobre la tierra que el SEÑOR tu Dios te da (Ex 20:12).

4. Levítico 26:11-12

Yo pondré mi morada entre ustedes, y mi alma no los abominará. Andaré entre ustedes y seré su Dios, y ustedes serán mi pueblo (Lev 26:11-12).

5. Josué 1:5

Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida. Como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré ni te desampararé (Jos 1:5).

8. Salmos 32:8

Te haré entender y te enseñaré el camino en que debes andar. Sobre ti fijaré mis ojos (Sal 32:8).

9. Salmos 34:7

El ángel del SEÑOR acampa en derredor de los que le temen, y los libra (Sal 34:7).

10. Salmos 126:5

Los que siembran con lágrimas, con regocijo segarán (Sal 126:5).

11. Proverbios 19:17

El que da al pobre presta al SEÑOR, y él le dará su recompensa (Pr 19:17 ).

12. Isaías 41:10

No temas, porque yo estoy contigo. No tengas miedo, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré, y también te ayudaré. También te sustentaré con la diestra de mi justicia (Is 41:10).

13. Jeremías 33:3

Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces (Jr 33:3).

14. Malaquías 3:10

Traigan todo el diezmo al tesoro y haya alimento en mi casa. Pruébenme en esto, ha dicho el SEÑOR de los Ejércitos, si no les abriré las ventanas de los cielos y vaciaré sobre ustedes bendición hasta que sobreabunde (Mal 3:10).

15. Mateo 6:33

Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas (Mt 6:33).

16. Mateo 11:28

Vengan a mí, todos los que están fatigados y cargados, y yo los haré descansar (Mt 11:28).

17. Lucas 6:38

Den, y se les dará; medida buena, apretada, sacudida y rebosante se les dará en su regazo. Porque con la medida con que miden se les volverá a medir (Lc 6:38).

18. Juan 3:16

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito para que todo aquel que en él cree no se pierda mas tenga vida eterna (Jn 3:16 ).

19. Juan 11:25

Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí, aunque muera, vivirá (Jn 11:25).

20. Juan 12:26

Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estoy allí también estará mi servidor. Si alguno me sirve, el Padre le honrará (Jn 12:26).

21. Juan 15:4-5

Permanezcan en mí, y yo en ustedes. Como la rama no puede llevar fruto por sí sola si no permanece en la vid, así tampoco ustedes si no permanecen en mí. Yo soy la vid, ustedes las ramas. El que permanece en mí y yo en él, este lleva mucho fruto. Pero separados de mí nada pueden hacer (Jn 15:4-5).

22. Romanos 5:1

Justificados, pues, por la fe tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo (Ro 5:1).

23. 1 Corintios 10:13

No les ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, quien no los dejará ser tentados más de lo que ustedes pueden soportar, sino que juntamente con la tentación dará la salida, para que la puedan resistir (1 Co 10:13).

24. Efesios 6:2

Honra a tu padre y a tu madre (que es el primer mandamiento con promesa) (Ef 6:2).

25. Filipenses 4:19

Mi Dios, pues, suplirá toda necesidad de ustedes conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús (Filip 4:19).

26. Hebreos 11:6

Y sin fe es imposible agradar a Dios, porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que él existe y que es galardonador de los que le buscan (He 11:6).

27. 2 Pedro 3:13

Según las promesas de Dios esperamos cielos nuevos y tierra nueva en los cuales mora la justicia (2 Pe 3:13).

28. 1 Juan 1:9

Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad (1 Jn 1:9).

29. 1 Juan 5:14-15

Y esta es la confianza que tenemos delante de él: que si pedimos algo conforme a su voluntad, él nos oye. Y si sabemos que él nos oye en cualquier cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho (1 Jn 5:14-15).

30. Apocalipsis 2:10

No tengas ningún temor de las cosas que has de padecer. He aquí, el diablo va a echar a algunos de ustedes en la cárcel para que sean probados, y tendrán tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida (Ap 2:10).

Comparte tus opiniones

Comentarios

Dejar un comentario: