Primera Hora Apostólica del curso.

Como es tradicional todos los últimos jueves de mes, ha tenido lugar un encuentro de oración para rezar por los cursillos que se celebran en nuestra diócesis.

En la víspera de la festividad de Todos los Santos, en la Parroquia de la Esperanza nos hemos reunido un numeroso grupo de personas, responsables de escuela, miembros de los grupos de poscursillo y feligreses de la parroquia. Tras la celebración de la Eucaristía, el Administrador Parroquial  y anterior Consiliario del MCC, D. Francisco Granados, comunicó a los presentes la triste noticia del fallecimiento del párroco D. Francisco Muñoz Córdoba, del que dijo que ha sido un ejemplo de entrega y de santidad para todos nosotros y que, coincidiendo con la festividad que celebramos, Dios ha querido que entre a formar parte de la Iglesia Triunfante. Tras el rezo de una oración en su memoria, comenzó la exposición del Santísimo Sacramento y a continuación se sucedieron diversas lecturas preparadas por la Vocalía de Espiritualidad para introducir y motivar los tiempos de oración y de reflexión personal. Los textos nos han invitado a tener siempre presente que hemos sido llamados por el Señor a ser instrumentos para anunciar Su mensaje de salvación, para llevar Su Palabra y ser testigos de ella sin miedos, sin respetos humanos y sintiéndonos plenamente creyentes y evangelizadores, ya que contamos con la fuerza del Espíritu Santo.

A la conclusión, tuvimos un espacio de oración comunitaria pidiendo especialmente por la Misión en Picota, por los sacerdotes destinados en ella, por los próximos cursillos y por el eterno descanso de D. Francisco Muñoz.

Comparte tus opiniones

Sin comentarios

Dejar un comentario: