Más de 2.000 cursillistas en la Eucaristía de Acción de Gracias por los Mil Cursillos en Córdoba en la Santa Iglesia Catedral

   En la mañana del domingo 22 de enero se celebraba, en la Santa Iglesia Catedral de Córdoba, la Eucaristía de Acción de Gracias por los Mil Cursillos celebrados en nuestra diócesis, presidida por el Cardenal y Presidente del Pontificio Consejo para los Laicos, Stanislaw Rylko, y a la que asistieron más de 2.000 cursillitas. Dicha celebración estuvo concelebrada por nuestro querido Obispo de Córdoba, Mons. Demetrio Fernández; el Arzobispo de Sevilla, Mons. Juan José Asenjo; el Obispo de Adionia-Jerez, Mons. José Mazuelos; así como el Nuncio Apostólico de Su Santidad en España, Renzo Fratini; el Obispo de Segovia y Consiliario Nacional del Movimiento de Cursillos de Cristiandad en España, Mons. Ángel Rubio; y numerosos sacerdotes de nuestra ciudad y de otras Diócesis.

   La Eucaristía comenzó con unas palabras de D. Demeterio a todos los presentes, destacando que: “La ocasión del Cursillo Mil es una oportunidad para agradecer a Dios tantos beneficios obtenidos a lo largo de estos 58 años, de colores, en la Diócesis de Córdoba”. Se dirigía también al Cardenal Rylko para pedirle que le transmitiera al Santo Padre, Benedicto XVI, el agradecimiento por la concesión de la Indulgencia Plenaria a nuestra Diócesis de Córdoba con motivo de la celebración de Mil Cursillos de Cristiandad en nuestro Movimento.

   A continuación, el Consiliario de nuestro Movimiento, Manuel Sánchez Gómez, leía el Decreto con el que el Papa Benedicto XVI daba respuesta a la petición que el Sr. Obispo presentaba con ocasión de la celebración de los Mil Cursillos en nuestra Iglesia local, en la Diócesis y en el Movimiento de Cursillos de Cristiandad; motivo de gratitud al Señor. 

   A lo largo de la celebración, pudimos constatar como el Cardenal Rylko apreciaba el camino recorrido a lo largo de nuestra historia y toda la tarea evangelizadora que, desde nuestro Movmiento, e impulsados por la fuerza del Espíritu Santo, venimos realizando desde nuestros inicios en el año 1954. El Cardenal, destacaba la necesidad y la importancia de todos los movimientos eclesiales dentro de la Iglesia por la urgente tarea de evangelización, tan necesaria hoy en una sociedad que prescinde de Dios. Del mismo modo, se nos hacía una invitación a ser verdaderas escuelas de santidad, de misión y de comunión.

   Desde nuestro Movimiento, sólo nos queda darle gracias a Dios por el camino recorrido y por tantos dones recibidos. Ahora, seguimos teniendo el compromiso de continuar estando al servicio de la Iglesia por medio de nuestro Movimiento, convencidos de seguir siendo instrumentos en manos del Dios para que, a lo largo de mil generaciones más, podamos seguir realizando la misión evangelizadora que el Señor nos sigue encomendando y poder testimoniar así la alegría de vivir en cristiano.  

   Adjuntamos enlace a la página web de la Diócesis de Córdoba donde aparece una reseña sobre la celebración de la Eucaristía de Acción de Gracias, así como, un archivo de audio con las palabras de Mons. Demetrio dirigidas al Cardenal Rylko; la lectura realizada por el Consiliario del Movimiento de Cursillos del Decreto de la concesión de la Indulgencia Plenaria; y la homilía del Cardenal Rylko, ésta útlima tambíén en formato pdf:

Comparte tus opiniones

Sin comentarios

Dejar un comentario: