La gran aventura de conocer, amar y seguir a Dios”.

“La gran aventura de conocer, amar y seguir a Dios”, nace del deseo de acompañar a los más pequeños en su proceso de formación y conocimiento de Dios, de la necesidad de hacer saber tanto a niños, padres y catequistas que vivir con Dios en nuestra vida, con Jesús que camina a nuestro lado, día a día, nos va a llevar a entender nuestras circunstancias personales y a querer orientar nuestra vida hacía el camino de la felicidad, que Dios Padre desea para cada uno de nosotros, por medio de su Hijo Jesucristo.

Con el pretendemos que los niños que comienzan su proceso de iniciación en la formación cristiana lo hagan de forma progresiva, que conozcan la Historia de la Salvación que Dios tiene para cada uno de nosotros desde el comienzo de la creación del mundo hasta nuestros días.

Presentamos este proyecto como una aventura que van a vivir con la ayuda de su catequista desde el primer día y durante todo el tiempo que dure su formación. Iniciamos este primer año de formación con el desarrollo del Credo y de los Sacramentos como base.

En el Credo “confesión de fe” están contenidos los principios fundamentales de nuestra fe, en él se recoge todo en lo que creemos y proclamamos por eso desarrollamos, explicamos y fundamentamos cada uno de sus doce puntos de forma sencilla y con lenguaje apropiado, para que conozcan paso a paso la historia de la salvación del hombre.

Una vez desarrollado y entendido el Credo damos paso a los Sacramentos, cada vez que los celebramos, nos encontramos con Jesucristo. Haciéndoles ver como todo en la Historia de la Salvación tiene sentido.

Todos sabemos que la formación y cultura cristiana es muy importante hoy en día para poder dar razón de nuestra fe, por ello ofrecemos catequesis complementarias para que cada catequista pueda hacer uso de ellas según se vaya desarrollando la programación prevista, en ellas damos a conocer parte de nuestras devociones: San Rafael, Ntra. Sra. de la Fuensanta, San Acisclo y Sta. Victoria, Sagrado Corazón de Jesús, etc.

El objetivo fundamental es que los niños sientan que el Amor de Dios Padre culmina con el envío de su Hijo Jesucristo para que todos obtengamos la salvación.

Comparte tus opiniones

Sin comentarios

Dejar un comentario: