IV Encuentro de jóvenes en el MCC

El pasado sábado 2 de abril se celebró en la casa de San Pablo, el IV Encuentro de Jóvenes que desde el Movimiento de Cursillos de Cristiandad, se organiza para todos los jóvenes de la Diócesis.

Bajo el lema “Jóvenes de Dios ante el mundo de hoy”, más de 40 jóvenes procedentes de numerosas realidades, participaron durante todo el día, en una jornada que, según sus propias palabras, resultó “una experiencia única”, “necesaria”, y que había supuesto una “sorpresa positiva” para la mayoría de los asistentes.

Tras recibir la bienvenida por parte del presidente del Movimiento de Cursillos de Cristiandad, comenzamos con una oración ante el sagrario, invocando al Espíritu Santo y poniendo el día en las manos del Señor.

A continuación, se dio paso al primer taller, en el que se nos invitaba a tomar conciencia del valor que tenemos cada cual como personas y, sobre la necesidad de conocernos a nosotros mismos, así como aceptar a los demás, para poder definir un proyecto propio de vida, que contribuya al desarrollo de nuestra plenitud humana. Dicho taller, contó con la presencia de nuestro Vicario Episcopal de la ciudad, D. Jesús Poyato.

Terminado el primer taller, se procedió a una breve presentación, por parte de los distintos movimientos participantes en el encuentro, en la que se mostraron algunos de los caminos posibles para seguir al Señor, desde la comunidad. La presentación fue seguida de unos stands, en los que se ofrecía la posibilidad de conocer más en profundidad a cada una de las realidades presentes. Fueron muchos los jóvenes los que se detuvieron en los distintos stands, para cuestionar y profundizar en el conocimiento de las distintas realidades presentes.

En el encuentro no podía faltar la convivencia, la cual alcanzó uno de sus momentos más intensos a la hora del almuerzo, donde compartimos un arroz elaborado por voluntarios del Movimiento de Cursillos de Cristiandad.

Después del almuerzo se dio paso a los dos talleres restantes. En el primero de ellos pudimos conocer un poco mejor a Dios, y plantearnos el lugar que ocupa en nuestras vidas y, lo que Él quiere para nosotros. En este taller también se realizaron diferentes dinámicas de grupo donde los jóvenes pudimos compartir lo que Dios es para cada uno y, terminó con una visita comunitaria al sagrario.

En el último taller, se nos mostraba un mundo formado por luces y sombras, en el que los jóvenes de hoy tenemos mucho que decir y hacer. El taller se apoyó de una presentación en la que tomando fragmentos del Génesis sobre la creación del mundo, se hacía una comparativa de cómo aquello creado por Dios, se ve modificado por el hombre. Y, terminó con la conclusión de que los jóvenes tenemos mucho que hacer en las cosas pequeñas de nuestro día a día, para posibilitar un cambio que el mundo pide a gritos.

Al caer la tarde pasamos a la capilla, y tras otro espacio de oración y reflexión ante el Señor, compartimos lo que el encuentro había supuesto para la mayoría de los asistentes. Fue muy enriquecedor.

Finalmente, gracias a la presencia D. Jesús Linares, Delegado de Juventud, pudimos celebrar la Eucaristía, dando gracias a Dios por la jornada compartida, y poniendo en sus manos los frutos que de este encuentro puedan resultar, tanto para los participantes como para todas sus realidades y ambientes cercanos.IMG-20160403-WA0008 IMG-20160403-WA0006

Comparte tus opiniones

Sin comentarios

Dejar un comentario: